Admirador secreto

url

Soñé que era mantenimiento del cielo
y en la oscura noche lo llené de velas,
que alumbraran los sueños,
que se llamaran estrellas.

Cuando cambiaba las apagadas
se cayó la que más brillaba,
bajaba al suelo para buscarla
pero despertaba.

Te conocí.
Encontré la estrella que perdí
en el techo de mi sueño,
encontré la vela que cayó
y eclipsó mi cielo.

El horizonte quedó desnudo
y la luna celosa se escondió,
sopló el viento y trajo las olas,
un tsunami inundó mi corazón.

Una caricia del destino
soplando love en la brisa,
el guiño de una estrella
que bajó como ángel alado
para iluminar con su sonrisa.

Tú mirada me hipnotiza,
con ella viajo al fin del mundo
y me pierdo en el silencio,
siento no escucharte y decirte “¿qué?”,
soñaba despierto con decirte lo que pienso.

Tú belleza inspira cada letra
que da forma a esta declaración,
pero no la encontré,
la palabra que la describiría,
solo silencio, felicidad
y el dibujo de una sonrisa.

Declaraste la guerra a mi corazón
y perdí todas las batallas,
pero como un mal perdedor
me escondí tras la bandera blanca
y mi rendición terminó
diciéndote lo siento,
por no haberte dicho lo que pienso
y dejar que pasara el tiempo,
encontrar las palabras fue fácil,
pero al gritarlas me las robó el viento.
Acabaron siendo escritas
por las manos de un derrotado,
a modo de disculpa
por haberme enamorado.

Pasear contigo
es deslizarse en una cinta,
ver en las paredes pasar
el dibujo de mis latidos,
a cada palabra tuya un pico,
a cada sonrisa una arritmia,
a cada caricia un infarto,
muero en vida,
porque tú me matas
y me revives cada día.

Fui montaña,
tras ella el sol se ponía,
ahora en frías noches
eres tú el bosque que me abriga,
quién invadió mis pensamientos
y colonizó mis sentimientos,
iluminas cada motivación
que hicieron ponerse en pie
contra susurros de resistencia.

Eres preciosa,
cuando tu pelo acaricia
la pausa del tiempo,
cuando tu fragancia sopla
empujando al viento,
cuando tus labios
besan mi piel dormida,
cuando tus ojos me miran
y me pierdo,
y me atrinchera tu sonrisa,
cuando me hablas de todo
y todo es poco,
cuando tu voz hace
la banda sonora de mí película,
cuando me rozas en ternura
y mi alma escapa,
porque no resiste ni aguanta
estar tan cerca de quién ama.

En este poema sin firma,
confesarte lo que siento
es lo mejor que puedo darte,
la fotografía de un sentimiento.

No me busques
o me encontrarás
y entonces sabrás,
que lo sabes y no te miento,
que yo soy…tu admirador secreto.

Día

tendencias

La oscuridad se tiñó de azul
en el amanecer de tus labios rojos,
un guiño y una sonrisa
bastaba para que el sol anunciase el día,
una caricia y un jarro de agua fría
recorrían en escalofrío el despertar.
Un beso y pies no tocaban el suelo,
en cinta mecánica se deslizaba la vida
camino al desayuno,
esperando la comida.
La cena está servida,
el postre acaba cansado
y tú dormida.

Amor roto

corazon-roto

Fuiste la okupa de mi corazón,
un allanamiento y era tuyo,
cambiaste la cerradura
para quedarte pero te marchaste
con la llave y tras robarme la sonrisa.
Yo solo maldije con palabras
la huida de tus pasos en el silencio.

Ya nadie puede entrar,
abandonado y oscuro,
perdido en la humedad,
esperando ser derribado por el viento
que arrastra tus palabras cortantes.
Yo solo miré al horizonte
y apareció la luna con la noche.

Idiota,
te fuiste sin decir adiós
y esperabas que así te olvidara.
Cobarde,
se lo dejaste todo al tiempo
y este te traicionó.
Yo solo miré al cielo
y descubrí el infierno.

Dejó de girar el mundo,
los árboles lloraron hojas,
el cielo era gris, era negro,
y llovía a cada rato
pero el fuego solo crecía.
Se quemó el tiempo,
me salvé yo.
Yo solo quise bañarme en un agua
que se tornó en llamas.

Quise admitir una derrota
ante lo que fue una victoria,
sonó un crujido
y trozos aparecieron esparcidos,
aún seguía latiendo
pero no tenía su pegamento,
no tenía tú sonrisa,
le faltaban tus besos.
Yo solo era el espectador
de una película sin final.

Mi alma se siente sola,
mi sombra ya no me hace compañía,
yo soy la sombra
pues la luz no llega,
demasiado peso encima,
pulmones pequeños,
pasos parados sin suelo.
Yo solo…

Yo solo…

(Soy) Poema

He viajado al fin del mundo,
me pierdo cuando llego y caigo,
un mundo plano de borde blanco
donde al final vuelvo al principio.

Carretera solitaria de valientes,
un sentido único sin retorno,
camino solo sin mirar atrás
esperando llegar al horizonte.

Palabras sin sentido ordenadas,
una mano de sentimientos invisibles
escribe con lágrimas de tinta una sonrisa,
el sol se pone y amanece otra línea.

Duermo y empiezo a soñar,
un mundo diferente me abre los ojos,
un encuentro con la voz que guía mis pasos,
despierto cayendo en el final.

Nos sentamos juntos y hablamos,
nacen palabras en bocas mudas
escuchadas por mis manos,
se visten trozos de papel desnudos.

Una mirada al pasado de recuerdos
con sentimientos que vuelven nuevos
mientras la vida sigue avanzado,
el amor de un corazón que sigue latiendo.

Sigo viajando pero solo caigo,
la ironía del destino me empuja
al fondo de un pozo vacío
donde la luz señala la salida.

Grabo pensamientos eternos
sin dudas o remordimientos,
pues es lo que siento y pienso
aun cuando no me reconozco en el verso.

Mi corazón late a cada momento
que escriben mis sentimientos,
palabras que rellena el tiempo
de letras que juraron amarse.

Soy el poema que cobra vida
de un alma desnuda que vence al destino
cuando atrapa el horizonte entre sus manos.
Soy el poema de un amor eterno.

Luz en la oscuridad

Hubo un pensamiento y se escapó,
cobró vida y ahora te persigue.
Quiere recordarte porque lo olvidaste
pero no puedes escucharle.

Lo abandonaste en el olvido
pero hizo de él un agujero oscuro,
donde los recuerdos son arrastrados,
por sentimientos empujados.

Ya no hay luz,
pues eres tinieblas,
ya no hay luz,
pues eres la sombra
que camina tras el recuerdo.

Te sientes observado pero eres ciego,
olvidas lo olvidado para volver a recordar,
preso tras el eclipse de tu memoria
que encadena tus pasos tras lo que fue.

Juegas a las cartas con tu vida,
tus amigos de partida son odio, rencor e ira,
vas perdiendo y no entiendes por qué,
se oye un portazo…
se ha ido,
era alegría.

La botella ya no sabe igual
y el humo tan solo se lo lleva el viento,
yaces tumbado en un césped de verano
esperando que nieve,
pero solo llueve.

Llega la noche y las estrellas te iluminan,
hoy la Luna también duerme.
Se sienta a tu lado y acaricia,
sin decir nada te entiende,
habla y despiertas.

Hubo un pensamiento y volvió
para decirte quién eres,
recordarte que pensaste,
“sigue adelante y estaré contigo,
se la luz que guíe tu camino”.

Sigues perdiendo a las cartas,
a sonrisa y alegría no les gusta perder,
memoria se ha ido a dormir,
se oye la puerta…
destino acaba de llegar.

Adiós (Hasta luego)

https://i1.wp.com/www.89decibeles.com/files/adios_0.jpg

El tiempo me enseñó
que no haberte dicho lo que siento
me llenaría de resentimiento,
un arrepentimiento perpetuo
al no revelar unos sentimientos
que yacen bajo llave
en un cofre roto.

Creer que todo está olvidado
y volverte a ver.
Estallar en mi pecho
quedando todo al descubierto,
mentira que del tiempo hizo engaño,
ignorancia de lo que es verdad,
romper un lazo del pasado,
abandonar una parte del alma.

Miradas que cruzan en el aire,
chocan y siguen un camino
perdido sin dirección,
buscando huir,
escapando de la verdad
aparentando la mentira,
persiguiendo nada,
jugando al escondite.

El corazón no tiene voz,
no le quiero entender,
no me esfuerzo por hacerlo,
ya no tiene razón pienso.
Me dejé guiar por él
y el destino me traicionó.
Fue el tiempo,
fui yo.

Una relación,
un largo pasillo lleno de puertas
abiertas y por abrir.
Paso decidido,
consigo la llave de casi todas
y me olvido de volver a ellas,
dejo que se cierren,
que cambien de cerradura.
Abandono por la puerta de salida,
no miro atrás.

Olvido lo inolvidable…
recuerdo todo,
la maldición de decir adiós
cuando pensabas en un hasta luego.

Libertad

1

Batir de alas enjauladas
en un vuelo sin destino,
sentir el aire acariciando un deseo,
un sueño sin grilletes invisibles,
sin miedo a seguir preso.

Mudos caen puentes
con ruido en el silencio,
niebla de palabras
que iluminan la ignorancia,
gritos unidos en un mundo desigual.

Esperanza en una vida
sin límite de pasos,
derecho a tener derecho
por respirar como el resto,
alzar los brazos al cielo
en la lluvia sin ser mojado.

Muros construidos
con mentiras caerán,
en un fuego de cuyas cenizas
la verdad podrá renacer.
Manos unidas contra la represión
de quienes practican la agresión.

La gente es pueblo
y pueblo es un país,
el poder es de todos para ellos,
no de unos para todos,
el poder es el pueblo.

Gritan libertad
y el miedo aparece,
gritan igualdad
y el temor les oscurece,
quieren someter
la voluntad del más fuerte.

Gente unida en la calle
reclama al cielo mientras llueve
hacer desaparecer sus grilletes
y poder volar, tener libertad,
crear un mundo nuevo.

El engaño conduce al odio
cuando se practica a diario,
el amor une contra todo
y todo es nada para el pueblo,
el pueblo unido hará temblar el suelo.

Caen banderas e himnos,
símbolos de límites.
Todos somos,
somos humanos
abrazados en la herencia
de un planeta que muere por nosotros.

Aquellos que creen tener el poder sobre los demás, estáis despedidos.